Las catacumbas
     
     
     

Los romanos prohibieron a los cristianos los lugares comunes de enterramiento, y por esta razón los cristianos enterraron a sus muertos en las tumbas utilizadas por los pobres, las catacumbas, es decir, galerías subterráneas excavadas bajo superficies que podían ser habitadas.


Las catacumbas ya existían en la Roma clásica pero a partir del siglo II d. de N.E. se puede hablar de catacumbas cristianas. Las tumbas de los cristianos se decoraban con imágenes religiosas del Antiguo Testamento. Una de ellas fue la del “buen pastor”, que representa a un joven Jesús, sin barba y con cabello corto, que guía a una oveja perdida hasta su paraíso.

Ver comentarios

 


el banquete romano


Los Dioses