Arte paleocristiano
     
     
     

Todos los monumentos que sobreviven del arte de principios del cristianismo tienen una finalidad religiosa. El arte paleocristiano abarcó todos los niveles sociales y buscó ser claro y directo en su mensaje. Para ello, utilizaban símbolos conocidos por todos los cristianos, como aquellos del “Buen pastor”, el “Banquete eucarístico” (comensales reunidos en torno a una mesa), el pez (símbolo de Cristo) o letras griegas de las iniciales del nombre de Cristo. Buena parte del arte paleocristiano se ha encontrado en los espacios funerarios.

Buen Pastor. Mérmol blanco
finales del siglo III d. de N.E.

 

El buen pastor


Uno de los motivos más conocidos y populares del arte paleocristiano es el del Buen Pastor, representado como un pastor vestido con una túnica, que carga una oveja. Este tema simboliza a Cristo como salvador de su rebaño. En tiempos del cristianismo primitivo, la imagen del Buen Pastor se usó para decorar lápidas, sarcófagos y escultura funeraria, con el fin de mostrar la salvación del alma. Este tema también sirvió para ornamentar otros objetos, como las lámparas de arcilla que se encendían con aceite y que iluminaban los pasillos de las catacumbas.

 
 

Índice del texto: 1 2