Los quipus



     
     
     

¿Porqué se inventó?

Mesoamérica y los Andes Centrales comparten el privilegio de haber sido, en los albores de la humanidad, tierra fértil para el desarrollo de numerosas y muy influyentes civilizaciones y culturas. A ellos se les suma Mesopotamia, Egipto, El Valle del Indo y China. En estos lugares, hace más de cuatro mil o cinco mil años, el poder transformador del ser humano comenzó a ganar altura.

El problema con la información contenida en este curioso código de nudos es que en la actualidad nadie sabe “leerlos”. ¿Qué tanto dirán estos quipusTambién se escribe khipu.?

El quipu numérico

Existen ciertas claves para desentrañar el misterio. El quipu más antiguo se encontró en la ciudad sagrada de Caral la ciudad sagrada de Caral. La conclusión a la que han llegado los arqueólogos que estudian la zona, es que esta ciudad fue un importante centro comercial. Y los cronistas españoles y nativos como Felipe Huamán Poma de AyalaHijo de un español y una indígena, Huamán Poma de Ayala le dirigió un documeno al rey español Felipe III, Nueva Crónica y Buen Gobierno, escrito entre 1612 y 1615 en él denunció los abusos que los españoles cometían en las tierras conquistadas. Se trata de un libro con dibujos que ilustran hechos cotidianos e históricos. mencionan que una de las funciones de los quipus era la de llevar la contabilidad.

El sistema numérico utilizado en los quipus es el decimal. Los tipos y la posición de los nudos indican el valor de la cuerda donde se encuentran. Varias de estas cuerdas cuelgan de la principal conformando propiamente un quipu.

El quipu fue un instrumento útil para registrar la producción de los ayllus, nombre que recibían las comunidades andinas, de las tierras del clero, del Estado y posteriormente de los incas. Cabe aclarar que con el quipu no se realizaban operaciones matemáticas, pues para eso estaba la yupana: unas cuadrículas que se dibujaban sobre la tierra y donde se hacían las sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, a manera de un ábaco.

El antropólogo estadounidense Gary Urton viene estudiando a los quipus desde 1970. Primero en la Colgate University y, desde 2002, en Harvard, lugar donde maneja la primera base datos digitalizada de quipus.

Apoyado por el trabajo de la matemática y especialista en textiles, Carrie Brezine ha analizado veintiún quipus provenientes de las ruinas de Puruchuco, en Lima. Estos quipus se encontraban al interior de una vasija enterrada en la habitación de un quipucamayoc, nombre dado a los responsables de anudar, interpretar, transmitir y cuidar la información guardada en estos quipus. Por lo pronto, estos científicos han logrado identificar que cada quipu tiene un nudo que indica su lugar de procedencia.