Escritura y caligrafía

     

La caligrafía, escritura como arte

La caligrafía es la escritura como arte. En Medio Oriente y en Asia la caligrafía se valora igual que la pintura. Los caracteres chinos son muy apreciados en el arte de la caligrafía. En China la caligrafía tiene más de dos mil años de existencia. Según la tradición, el legendario inventor de la caligrafía china —Ts'ang Chieh— tomó su idea de observar las huellas de los animales sobre la arena o el lodo. Después comenzó a trabajar imágenes simples que representaban distintos objetos, animales, astros y fenómenos naturales.

El estilo chino de caligrafía cambió a medida que se desarrollaron nuevas técnicas. Hasta alrededor del siglo II a. de N.E., la escritura china se tallaba sobre superficies duras. Después las inscripciones se hacían sobre bronce y más adelante se usaron caracteres tallados en tiras estrechas de madera o bambú sujetas con correas. Cuando llegó la era de Han (206 a. de N.E. a 220 d. de N.E.) comenzó a utilizarse el pincel y los caracteres se escribían con tinta negra sobre rollos de seda. Para el siglo II de N.E., una vez inventado el papel, los rollos de papel se convirtieron en libros. Hasta el siglo IX comenzaron a plegarse los manuscritos en forma de acordeón.
Las herramientas básicas de la caligrafía china son: buena tinta, una piedra para disolver la tinta, un buen pincel y buen papel (algunos prefieren seda).
 

Unificación de la escritura china

En el tercer siglo a. de N.E. reinó Ch’in Shih Huang To, uno de los más terribles dictadores en la historia de la humanidad. Este emperador destruyó libros del confucionismo, enterró vivos a sus enemigos, y sacrificó a miles de personas para construir la muralla china. Pero también es recordado por algo muy importante: con el fin de dar uniformidad a los registros documentales del reino, unificó la escritura china de todo el territorio bajo su dominio.

Al primer ministro del emperador, Li Su, se le encomendó la tarea de desarrollar la nueva escritura, misma que se caracterizó por sus curvas y se le llamó “estilo del pequeño sello”. Cualquier otro tipo de escritura se prohibió. De la escritura del “pequeño sello” se desarrolló el llamado “estilo oficial”, donde las formas curvas se sustituyeron por cuadrados y las partes redondeadas de las líneas se volvieron angulosas.
 
Índice: 1 2 3 4 5