El Año Nuevo judío, chino y musulmán
     
     
     


 

 

La fiesta de Año Nuevo no es tan nueva

 

Las fiestas para celebrar el Año Nuevo tienen una larga historia que se remonta a las civilizaciones más antiguas, como los egipcios y las babilonios, quienes desde hace más de 5 mil años realizaban rituales para festejar el inicio y el fin de un nuevo ciclo.

En ese sentido, esta fiesta expresa la necesidad que ha tenido el ser humano desde hace miles de años de medir el tiempo, registrar acontecimientos relevantes y establecer fechas para celebrarlos.

Esto no significa que el primero de enero haya sido desde siempre el día elegido para festejar el inicio de un nuevo año. Como se sabe, las fechas que un pueblo elije para celebrar esta fiesta dependen de distintos aspectos relacionados con los acontecimientos que considera más importantes para su cultura. Así, por ejemplo, los babilonios y muchos otros pueblos agricultores relacionaban el comienzo de un nuevo año con el equinoccio de primavera; es decir, con los movimientos de la Tierra alrededor del Sol que señalaban la sucesión de las distintas estaciones y los momentos propicios para la siembra y la cosecha. Sin embargo, para otras culturas, como la china o la árabe, el Año Nuevo estaba vinculado con el ritmo de la luna, y por ello la fecha para celebrarlo dependía de las transformaciones asociadas a la cara siempre cambiante de este astro.

La utilización de distintos calendarios, unos solares y otros lunares, explica que no en todos los pueblos del mundo se festeje el Año Nuevo en la misma fecha. En culturas como la china y la judía el día elegido para esta celebración está determinado por el calendario lunar. Los chinos festejan el Año Nuevo en la segunda luna nueva posterior al solsticio de invierno, entre los meses de enero y febrero. Los judíos, por su parte, lo hacen en los primeros días del mes de TishriTishri es el séptimo mes del calendario judío. (entre septiembre y octubre) que coinciden con la primera luna nueva de otoño.

¿Desde cuándo se festeja el Año Nuevo el día 1º de enero?

Fue en Roma, alrededor del año 47 antes de nuestra era, cuando por primera vez se estableció el día 1 de enero como el inicio del año en el nuevo calendario modificado por Julio César. Antes de esta fecha, los romanos celebraban el año nuevo en el mes de marzo, que constituía el primero de diez que formaban el antiguo calendario.

Numa Pompilio, el segundo rey de Roma, después de Rómulo, había decidido seiscientos años antes de que llegara Julio César al poder, agregar dos meses más al calendario, Januarius y Februarius , y hacer una serie de modificaciones para adaptarlo al año solar. Sin embargo, fue hasta el calendario juliano cuando se estableció que los años tendrían 365 días y estarían ajustados por años bisiestos.

Las reformas posteriores realizadas por el Papa Gregorio XIII respetaron la designación del 1 de enero como el primer día del año. Así, desde 1582, esta fecha quedó consagrada en el calendario gregoriano que hoy en día seguimos utilizando la gran mayoría de los países occidentales.